19 .1 .2018
:: Primera etapa pausa de mediodía en Tupungato Winelands, el primer Wine Country Club del mundo

Compartir    



Su propia casa con el mejor lifestyle entre viñedos, canchas de polo y  de golf, club house, hotel y  el emprendimiento vitivinícola de Can Pedra, en un territorio único de 800 hectáreas. Tupungato Winelands es verdadero lujo emocional: un hito histórico de los desarrollos inmobiliarios. Al oeste de la Argentina, en Mendoza, sobre la Cordillera de los Andes, descansa el Valle de Uco. Allí, en el distrito de Gualtallary, donde el agua del deshielo nutre a las mejores viñas del terroir más estimulante del Nuevo Mundo, allí nace Tupungato Winelands. Tupungato Winelands es vivir rodeado de viñedos, puliendo las emociones con el magnetismo del valle, bajo la mirada blanca y estoica del Tupungato. La singular experiencia del vino se completa con una cancha de golf que preserva e integra el paisaje inmenso y dos canchas de polo de nivel internacional. Casas, apartamentos, suites y lotes. Ser propietario en Tupungato Winelands es apropiarse de las alturas.

CAN PEDRA

Can pedra, un sueño a su alcance Tupungato Winelands guarda un secreto: el emprendimiento vitivinícola Can Pedra, dirigido por el apasionado viticultor Matías Michelini. Mediante una pequeña inversión, cualquier persona puede ser propietaria de una parte de este terruño de 48 hectáreas y de su bodega, que honra los principios de la agricultura biodinámica, postulada por Rudolf Steiner cien años atrás.

POLO & CLUB HÍPICO

Polo & Club Hípico, llevar la tradición a un nivel superior Entre los viñedos, Tupungato Winelands hace honor a la tradición y la mística del polo en la Argentina. Dos canchas de nivel internacional para que sus propietarios puedan practicar este deporte exclusivo y vivir una experiencia irrepetible. La pasión por los caballos también encuentra su expresión en el Club Hípico. Tupungato Winelands, ofrece clases de equitación, cabalgatas y travesías por el valle para sis propietarios y visitantes. Quienes sean parte podrán, también, llevar sus caballos y hacer uso de las caballerizas.

Hotel, unirse al paisaje. Un hotel de lujo con vistas a la cancha de golf  prometerá una experiencia de descanso distinta en Tupungato Winelands.



Su propia casa con el mejor lifestyle entre viñedos, canchas de polo y  de golf, club house, hotel y  el emprendimiento vitivinícola de Can Pedra, en un territorio único de 800 hectáreas. Tupungato Winelands es verdadero lujo emocional: un hito histórico de los desarrollos inmobiliarios. Al oeste de la Argentina, en Mendoza, sobre la Cordillera de los Andes, descansa el Valle de Uco. Allí, en el distrito de Gualtallary, donde el agua del deshielo nutre a las mejores viñas del terroir más estimulante del Nuevo Mundo, allí nace Tupungato Winelands. Tupungato Winelands es vivir rodeado de viñedos, puliendo las emociones con el magnetismo del valle, bajo la mirada blanca y estoica del Tupungato. La singular experiencia del vino se completa con una cancha de golf que preserva e integra el paisaje inmenso y dos canchas de polo de nivel internacional. Casas, apartamentos, suites y lotes. Ser propietario en Tupungato Winelands es apropiarse de las alturas.

CAN PEDRA

Can pedra, un sueño a su alcance Tupungato Winelands guarda un secreto: el emprendimiento vitivinícola Can Pedra, dirigido por el apasionado viticultor Matías Michelini. Mediante una pequeña inversión, cualquier persona puede ser propietaria de una parte de este terruño de 48 hectáreas y de su bodega, que honra los principios de la agricultura biodinámica, postulada por Rudolf Steiner cien años atrás.

POLO & CLUB HÍPICO

Polo & Club Hípico, llevar la tradición a un nivel superior Entre los viñedos, Tupungato Winelands hace honor a la tradición y la mística del polo en la Argentina. Dos canchas de nivel internacional para que sus propietarios puedan practicar este deporte exclusivo y vivir una experiencia irrepetible. La pasión por los caballos también encuentra su expresión en el Club Hípico. Tupungato Winelands, ofrece clases de equitación, cabalgatas y travesías por el valle para sis propietarios y visitantes. Quienes sean parte podrán, también, llevar sus caballos y hacer uso de las caballerizas.

Hotel, unirse al paisaje. Un hotel de lujo con vistas a la cancha de golf  prometerá una experiencia de descanso distinta en Tupungato Winelands.